Consigue conciliar el sueño a través de este ejercicio de hipnosis para dormir. Este tratamiento contra el insomnio consiste en una técnica de relajación guiada para dormir bien, basada en las indicaciones del guía y una música relajante de fondo con la que conseguirás alcanzar la paz y la calma necesaria para dormir bien y solucionar tus problemas de sueño.

El poder de la música
Poner música relajante para hacer que los bebés concilien el sueño funciona también con los adultos, de hecho, se ha demostrado que un ambiente relajado, un horario fijo y unas técnicas de relajación progresivas resultan más eficaces que la administración de ansiolíticos.

El insomnio es un problema bastante generalizado, sobre todo a partir de los 55 años, y aunque la mayor parte de las personas que lo sufren no buscan tratamiento tiene consecuencias directas en sus vida, alterándolas y generando todo tipo de desórdenes.

La hora de dormir es el tiempo que nuestro cuerpo necesita para recargar la mente de pensamientos positivos, obtener un descanso profundo y reparador, restablecer los niveles de estrés, aliviar los dolores y vencer las preocupaciones.

Si te cuesta conciliar el sueño te proponemos la siguiente tarea que, convertida en rutina, te ayudará a alcanzar ese estado de relajación que precede a un sueño profundo y reparador.

1. Evita  las cenas abundantes, aunque a causa de la digestión sientas que te duermes rápido, tu cuerpo no descansará adecuadamente ya que estará ocupado en ella.

2. Un masaje en tu cabeza (si tienes a alguien que pueda hacértelo) es mano de santo. Debe presionar suavemente con las yemas de los dedos tu cuero cabelludo, yendo desde la frente hacía la nuca.

3. Puedes escuchar música tranquila antes de dormir si tu entorno es ruidoso, así tu mente no se distraerá con los ruidos y podrá seguir el hilo de la música.

4. Siéntate en una silla o en la orilla de la cama, antes de dormir, procura tener la espalda muy derecha, y respira tres veces profundamente y muy despacio. En cada exhalación imagina que expulsas de tu cuerpo toda la tensión, la preocupación y el  estrés.  Cuando inhales, imagina que una luz azul muy suave entra y llega hasta tu frente, en medio de tus ojos.

5. Comienza por tensar los dedos de los pies lo más que puedas, cuenta hasta cinco y relájalos, cuenta hasta cinco y continúa.

6. Continúa con todo el pie, tensa el pie lo más que puedas, cuenta hasta cinco, y luego relájalo.

7. Sige por la pantorrilla, los muslos, los glúteos, el abdomen, los hombros, los brazos, las manos, el cuello, la cabeza, siempre de forma ascendente y contando hasta cinco y destensando.

8. Cada vez que destenses y te relajes  imagina que sale de esa zona del cuerpo toda la tensión. Si sientes que todavía hay tensión, repite. Cuando tenses el músculo enfoca en esa parte del cuerpo una luz verde muy brillante y visualiza que la luz permanece es esa zona del cuerpo.

Si realizas este ejercicio todos los días consegurás habituar tu mente y prepararla para un sueño reparador que hará que te despiertes cada día lleno de energía positiva.