Cómo superar un ataque de ansiedad

1

En esta vídeo de autoayuda encontrarás cómo superar un ataque de ansiedad mediante sencillas técnicas que puedes llevar a cabo en cualquier lugar y situación. Aprenderás cómo calmar la ansiedad y relajarte, controlando tus emociones para vencer un ataque de pánico o superar una crisis de ansiedad, recuperando paulatinamente el ritmo normal que te devolverá a un estado de calma y bienestar.

¿Qué es un ataque de pánico?
Los ataques de pánico son períodos en los que el individuo sufre de una manera súbita un intenso miedo o temor con una duración variable, desde minutos hasta horas.

Generalmente aparecen de repente y pueden alcanzar su máxima intensidad en unos 10 minutos, aunque pueden continuar durante más tiempo si el paciente ha tenido el ataque desencadenado por una situación de la que no es o no se siente capaz de escapar.

¿Cuales son sus síntomas?
La persona que sufre episodios de pánico se siente súbitamente aterrorizada sin una razón evidente para sí misma o para los demás.
Es muy común sentir síntomas fisiológicos como aceleración del latido cardíaco, mareo, respiración costosa y superficial, dolor torácico, sudoración, molestias intestinales y estomacales, temblores o insensibilidad en los dedos u otras extremidades, entre otros. Estos síntomas son una parte importante del ataque de pánico pero no son todo, un ataque de pánico también se acompaña de emociones como el miedo, la ira, el asco, la vergüenza, y la tristeza cuando el ataque de pánico se resuelve.

Diez pasos para afrontar el pánico:
1. Recuerda que las sensaciones que has experimentado son solo una exageración de las reacciones corporales normales al estrés.
2. No olvides que las sensaciones que estás experimentando no son perjudiciales ni peligrosas, solamente desagradables. No va a suceder nada peor.
3. No alimentes elel pánico con pensamientos atemorizantes sobre lo que está sucediendo y a dónde te podría conducir.
4. Observa lo que está sucediendo en tu cuerpo justamente ahora, no imagines lo que te puede llegar a pasar.
5. Espera y deja tiempo al miedo para que pase. No trates de huir de él, acéptalo y se irá.
6. Observa como cuando dejas de preocuparse por lo que sucederá y deja de tener pensamientos atemorizantes y negativos, el miedo comienza a desaparecer por sí mismo.
7. Tu objetivo es aprender a afrontar el miedo, no evitarlo. Toma esta crisis como una oportunidad para aprender.
8. Piensa en lo satisfecho que te vas a sentir cuando consigas superar esta crisis.
9. Cuando comiences a sentirse mejor, mira a tu alrededor y piense qué hacer después.
10. No hay necesidad de prisas, comienza a hacer lo que has planeado cuando estés listo para continuar.